Staré Mesto

El barrio de Staré Město, más conocido como la Ciudad Vieja de Praga, está conectado a Malá Strana por el famoso Puente de Carlos.

En Staré Město se encuentra uno de los lugares más emblemáticos de Praga, la Plaza de la Ciudad Vieja, donde acuden a diario cientos de turistas para contemplar cómo desfilan las figuras del Reloj Astronómico.

La Plaza de la Ciudad Vieja en Stare Mesto

La Plaza de la Ciudad Vieja en Stare Mesto.
Fotografía: Jim Killock (CC)

El barrio más antiguo de Praga

Si tuviéramos que remontarnos hasta los orígenes de la ciudad de Praga, estos estarían, probablemente, en Staré Město, el primer asentamiento que hubo en la zona. El motivo: su cercanía al río Moldava, que facilitaba la vida diaria y el comercio a los habitantes de la zona.

Vista de Staré Mesto

Vista nocturna de Staré Mesto.
Fotografía: Jiuguang Wang (CC)

Los primeros testimonios de esta zona de Praga datan nada menos que del siglo IX. Durante la Edad Media, esta Ciudad Vieja se fortificó y recibió el estatus de ciudad independiente, con su propio ayuntamientos y murallas.

A pesar de las reconstrucciones que se llevaron a cabo en siglos posteriores (por la destrucción causada por numerosos incendios e inundaciones), Staré Město sigue conservando ese aire medieval que la convierte en uno de los barrios más pintorescos de Praga, y el preferido por los viajeros que disfrutan del bullicio de la Plaza de la Ciudad Vieja o perdiéndose entre sus calles.

Qué ver en Staré Město

  • El Puente de Carlos, protagonista de muchas de sus postales y fotografías.
  • La Plaza de la Ciudad Vieja, antiguo mercado y centro neurálgico de Staré Město.
  • El Ayuntamiento, compuesto por varios edificios, donde se encuentra el reloj astronómico, que data del siglo XV y es una de las atracciones más típicas de la ciudad.
  • La Torre de la Ciudad Vieja, de estilo gótico: un mirador fantástico para contemplar el Puente de Carlos y el resto de Praga.
  • La Torre de la Pólvora, una construcción gótica que sirvió como entrada a la ciudad durante la Edad Media.
  • El Clementinum, antigua universidad que hoy ejerce como Biblioteca Nacional.
  • La Casa Municipal, sin duda, el edificio art-nouveau más bonito de Praga.

Vista de Staré Mesto

Vista de Staré Mesto.
Fotografía: Davis Staedtler (CC)

Cómo llegar a Staré Město

Si te alojas en un hotel en el centro de Praga, puedes llegar andando hasta Staré Mesto.

Si estás en Malá Strana, puedes hacerlo a pie atravesando el Puente de Carlos, y si estás en otra zona más alejada, cogiendo el metro: línea A (estación de Staroměstská o de Můstek) y línea B (estación de Mústek).