Sinagogas de Praga

Dirección: U Starého hřbitova 3a, 110 00 Praga (oficina de entradas). Desde allí puedes ir siguiendo las indicaciones a cada sinagoga con el mapa que te entregarán.
Cómo llegar:
• Metro: línea A (estación de Staromestska).

Las Seis Sinagogas de Praga aún se mantienen en pie en el corazón del barrio judío de Praga algo que podría parecernos sorprendente teniendo en cuenta que la ciudad fue ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El motivo de que estas sinagogas se conservasen es bastante siniestro, pues los nazis pretendían convertir la zona en un museo sobre aquella “raza extinta” que, estaban convencidos, terminarían siendo los judíos.

Sinagoga Klausen

Sinagogas de Praga: una visita imprescindible en la ciudad.
Fotografía: Debarshi Ray (CC)

Afortunadamente, las sinagogas se han preservado en buen estado y hoy podemos visitarlas comprando una entrada conjunta que sirve para todas menos para la Sinagoga Vieja-Nueva (que hay que pagar aparte), incluyendo también la entrada al cementerio judío de Praga.

Con la entrada viene un mapa para que hagas el recorrido sin perderte.

Sinagoga Española

La Sinagoga Española deslumbra. Es la más impresionante de las seis por su interior, decorado con motivos moriscos que recuerdan a la Alhambra de Granada (de ahí su denominación como “española”). Cerca de aquí puedes hacerte una fotografía con el habitante más célebre de Praga, pues junto a la sinagoga hay una estatua de Kafka.

Sinagoga Española

Sinagoga Española.
Fotografía: Tony Hisgett (CC)

En la parte superior hay un pequeño museo bastante interesante, con documentos, fotografías y objetos relacionados con la historia de los judíos en Praga.

Sinagoga Pinkas

La Sinagoga Pinkas es un monumento en homenaje a todas las víctimas checas del Holocausto, cuyos nombres (casi 80.000) cubren las paredes convirtiendo el lugar en el epitafio más largo del mundo.

Sinagoga Pinkas

Sinagoga Pinkas.
Fotografía: Allan Grey (CC)

Sinagoga Maisel

La Sinagoga Maisel es sencilla en su exterior pero llena de tesoros históricos en su interior, pues como parte del Museo Judío guarda antiguos libros, objetos decorativos, joyas y otro tipo de objetos relacionados con la vida cotidiana de los judíos del barrio. Fue construida a finales del siglo XVI como sinagoga privada para el alcalde de la ciudad judía, autónoma por aquel entonces, Mordecai Maisel.

Sinagoga Alta

La Sinagoga Alta data del siglo XVI y cuenta con dos pisos de estilo renacentista, donde se alberga parte de la colección del Museo Judío. En su origen formaba parte del Ayuntamiento, al que estaba adosada.

Sinagoga Vieja-Nueva

La Sinagoga Vieja-Nueva data del siglo XIII. En ella se custodia una colección de objetos religiosos judíos. Durante mucho tiempo fue la sinagoga más importante de Praga, y a día de hoy es la más antigua de Europa aún en activo.

Cuenta la leyenda popular que en el ático de la Sinagoga Vieja- Nueva se esconde el cuerpo inerte del Golem, esperando a ser despertado.

Sinagoga Klausen

La Sinagoga Klausen cuenta con una impresionante colección de textos en hebreo y con una exposición permanente sobre las tradiciones y costumbres judías.

Cuando termines de visitar las seis sinagogas te aconsejamos dar un paseo por los alrededores. Aunque se trata de un barrio llenos de boutiques y tiendas de lujo, hay edificios y fachadas muy curiosas, a los que merece la pena dedicar un rato.
Horario:
  • Lunes a viernes y domingos de 09:00-16:30 horas (noviembre-marzo)
  • Lunes a viernes y domingos de 09:00-18:00 horas (abril-octubre)
  • Cerrado todos los sábados y los días de festividades judías
Precio:
Entrada combinada Museo Judío de Praga (incluye sinagogas -excepto la Sinagoga Vieja-Nueva- + cementerio judío de Praga):
  • Adultos: 330 CZK
  • Niños entre 6-15 años y estudiantes: 220 CZK
  • Menores de 6 años: gratis
Entrada a la Sinagoga Vieja-Nueva:
  • Adultos: 200 CZK
  • Niños entre 6-15 años y estudiantes: 140 CZK
  • Menores de 6 años: gratis
Prague Card: gratis.