Dónde dormir en Praga

Encontrar dónde dormir en Praga es relativamente sencillo: la ciudad es tan turística que hay una amplia oferta de alojamiento para todos los bolsillos: hoteles, apartamentos, albergues y hostels; unos más céntricos y otros menos, con más o menos lujos, pero en general con precio muy competitivos que convierten a la capital checa en uno de los destinos más atractivos para cualquier estilo de viaje, pero sobre todo para presupuestos ajustados.

¿Cuánto me va a costar?

Estos son los precios medios por los que puede salirte el alojamiento en Praga:

  • Una habitación doble en un hotel de calidad media y céntrico, puede costar entre 45 y 65 € por noche con desayuno incluido (en temporada alta, obviamente, puede ser más caro).
  • Una noche en un hostel o albergue en habitación compartida no debería salirte por más de 15-20 €.
  • También es posible encontrar un apartamento céntrico por unos 50-70 € la noche (dependiendo de las prestaciones y del número de habitaciones). Si viajas solo o sois dos personas, puedes encontrar alojamiento aún más barato en estudios.

¿Cuáles son las mejores zonas para buscar hotel en Praga?

Para ayudarte a centrar la búsqueda de tu alojamiento en Praga, a continuación te indicamos cuáles son las mejores zonas para alojarse en Praga y las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

Dónde dormir en el centro de Praga

Como pasa en la mayoría de capitales europeas, la mejor zona para alojarse en Praga es la más céntrica, por lo que ahorrarás en desplazamientos debido a la cercanía de todos los lugares de interés y, por qué no, por el placer de pasear a cualquier hora por la Plaza de la Ciudad Vieja (merece la pena verla iluminada de noche). La desventaja: más turistas y precios más elevados (que para la media de Praga, no significa que sean demasiado caros).

Estos son los barrios céntricos donde te aconsejamos buscar hotel en Praga:

  • Staré Mesto: sin duda es la mejor zona para dormir en Praga si vas a estar pocos días, buscas tenerlo todo a mano y concentrar tus visitas ahorrando el máximo de tiempo y quieres moverte a pie por la ciudad. Este barrio se extiende desde la famosa Plaza de la Ciudad Vieja (sí, la del reloj astronómico). Una zona muy tranquila para dormir y con muchos restaurantes para cenar es la de los alrededores de la plaza Náměstí Republiky, cerca de la Torre de la Pólvora y de la Casa Municipal. En un paseo de apenas 10 minutos estarás en plena Plaza de la Ciudad Vieja.
  • Josefov: un poco más alejado del centro de Praga pero igualmente muy cómodo para ir a pie a cualquier punto de la parte más turística de la ciudad está el barrio judío. La media de precios es un poco más cara (hay muchos hoteles boutique) pero es un barrio elegante, tranquilo, plagado de tiendas de diseño y cafés y restaurantes y con mucho encanto. En 10 minutos a pie estarás en la Plaza de la Ciudad Vieja y Stare Mesto.
  • Nove Mesto: la Ciudad Nueva de Praga, pegada al igual que el barrio judío a Stare Mesto, es otra buena zona donde alojarse. Es muy segura, tiene numerosos atractivos (como la curiosa Casa Danzante) y varios museos y está conectada a Stare Mesto por metro (aunque a pie es un paseo). Puedes buscar hotel en torno a las animadas Karlovo Náměstí y Plaza de Wenceslao, los principales núcleos de la zona (los de la Plaza de Wenceslao suelen ser más bien hoteles de lujo y, por tanto, más caros).
  • Malá Strana: sin duda, uno de nuestros barrios favoritos para dormir en Praga (junto con Staré Mesto). Está cerca de todo: conectado a la Plaza de la Ciudad Vieja, a Nove Mesto y al Josefov a través del Puente de Carlos; cerca de Hradcany, la zona del Castillo de Praga, y pegado al río Moldava, donde se puede pasear o tomar algo en alguna de sus terrazas con vistas al río. En Malá Strana hay numerosas tiendas y restaurantes y románticos parques, como el de la Isla Kampa. Es un barrio tradicionalmente burgués, en el que se ubican varias embajadas en antiguas casas señoriales. Perderse por Malá Strana es es un placer, y aunque los alojamientos aquí son un poco más caros que en otros barrios de Praga, merece la pena y siempre se pueden encontrar buenas ofertas buscando con tiempo.

Otras zonas interesantes donde alojarse

Dependiendo de la duración del viaje, de tu presupuesto y de las ganas que tengas que de moverte en transporte público para conocer algo más allá de lo típicamente turístico, hay algunos barrios bastante interesantes a tener en cuenta también cuando busques dónde dormir en Praga:

  • Zizkov: aunque a menudo queda fuera de las rutas turísticas, este distrito obrero que está siendo rehabilitado y convertido en el típico caso de antiguo-barrio-bohemio-que-se-pone-de-moda, nos parece uno de los mejores para alojarse en Praga. Está cerca del centro (hay buenas conexiones en transporte público, y caminando hay una media hora). Si viajas a Praga con un presupuesto ajustado pero no quieres renunciar a la comodidad de alojarte en un hotel, esta es una buena zona donde buscar, pues tienen muy buenos precios. El barrio es tranquilo y cuenta con algunos lugares de interés, como la altísima Torre de Telecomunicaciones (un buen mirador, por cierto) o el Nuevo Cementerio Judío y el Cementerio de Olšany, considerado el mayor parque de Praga.
  • Vinohrady: el contrapunto al barrio de Zizkov es el de Vinohrady, que se encuentra junto a él y es su versión más burguesa: igualmente, cuenta con hoteles y alojamientos baratos y numerosos restaurantes de comida internacional, ya que es un barrio tradicionalmente de estudiantes. Numerosos bares y clubes nocturnos (aunque, por su carácter residencial, no deja de ser tranquilo), restaurantes para todos los gustos y muchos parques donde relajarse tras un largo día haciendo turismo en Praga.
  • Hradcany: los alrededores del Castillo de Praga cuentan con muchos hoteles, aunque a nosotros nos parece que al estar un poco más alejado del centro, este barrio no es la mejor opción para alojarse en Praga. Es verdad que es lo más cómodo para recorrer esta zona y visitar todos sus monumentos, pero al caer la tarde se vacía bastante, sus restaurantes son más bien turísticos (aunque con alguna excepción, como puedes ver en Dónde comer en Praga) y es más aburrido.

Dónde dormir barato en Praga: ¿es posible ahorrar en alojamiento sin sacrificar la comodidad?

Como te decíamos al principio del artículo, en Praga la relación calidad-precio de los alojamientos es muy buena. No obstante, aquí van unas sugerencias por si necesitas ahorrar el máximo posible a la hora de buscar dónde dormir en Praga.

Albergues y hostels: la opción low cost

Los hay por toda la ciudad, pues la oferta de hostales y albergues de Praga es muy amplia y variada. Cuanto más alejados del centro, más económicos; la mayoría incluyen WiFi y cocina (así ahorrarás en comidas); algunos ofrecen habitaciones privadas (con baño privado o compartido) y otros camas en habitaciones compartidas.

La mayoría de albergues en Praga suelen tener el desayuno incluido en el precio, y su principal ventaja (aparte del precio), es que puedes conocer en ellos a muchos otros viajeros de todas las edades y lugares del planeta.

Bed & Breakfast para un ambiente familiar

Los alojamientos familiares estilo bed & breakfast no son la opción más habitual a la hora de buscar dónde dormir en Praga, pero los hay y son una buena alternativa para presupuestos ajustados y para disfrutar de una experiencia más auténtica, pues suelen estar regentados por familias locales. Cuentan con pocas habitaciones, incluyen desayuno (obviamente) en el precio de la habitación y tienen un ambiente más acogedor que el de un hotel. La desventaja es que suelen encontrarse más alejados del centro, pero si tienen buena conexión al resto de la ciudad mediante transporte público, esto no tiene por qué ser un problema.

Apartamentos: como en casa, pero de viaje

La opción más recomendable para quienes vayan a pasar más de una semana en Praga o viajen con niños o en familia es alquilar un apartamento. Praga cuenta con una oferta relativamente grande de apartamentos, algunos muy céntricos. Te aconsejamos que antes de reservar uno, te informes y valores cuáles son las condiciones (hasta cuándo es la hora de llegada, si hay que pagar una fianza y cómo te la devolverán cuando dejes el alojamiento, etc.).

¿Dormir en un barco? Es posible con los boteles

Si eres de los que rompen moldes y te apetece probar algo completamente original para alojarte en Praga, puedes probar a dormir (aunque sea una sola noche) en un botel. Y te preguntarás, ¿qué es un botel? Pues no es más que un barco-hotel, con las mismas prestaciones que este último pero algo más… húmedo. Los encontrarás distribuidos por el río Moldava y los hay para todos los bolsillos. Si quieres disfrutar de una experiencia única en Praga o buscas sorprender a tu pareja con un plan romántico, dale una oportunidad a los boteles.

Consejos a la hora de buscar alojamiento

  • Reserva con tiempo: la capital checa es una de las ciudades más turísticas de Europa; sobre todo en verano y en temporada alta (Semana Santa, puentes, Navidad…) los hoteles de la ciudad se llenan enseguida y conviene reservar con antelación suficiente para poder escoger dónde dormir en Praga sin agobios. Así encontraremos la opción que mejor nos convenga y, sobre todo, a un mejor precio.
  • Prioriza la situación: el alojamiento en Praga, en líneas generales, no es caro. Así que en este caso merece la pena buscar un hotel más o menos céntrico (zonas de Staré Mesto o Nove Mesto) y disfrutar de la ciudad a pie.