Museo Nacional de Praga

Dirección: Václavské námestí 68, 115 79, Praga.
Cómo llegar:
• Metro: líneas A y C (estación de Muzeum).

Todas las capitales tienen un gran museo y Praga no iba a ser menos: el Museo Nacional de Praga es el mayor de toda la República Checa.

Fundado a comienzos del siglo XIX gracias a las donaciones de varios aristócratas checos, su artífice fue el arquitecto Josef Schulz, el mismo que llevó a cabo las obras del Teatro Nacional.

El edificio principal del museo está el extremo más alto de la Plaza de Wenceslao, y lo reconocerás rápidamente por su fachada de corte neorrenacentista. El vestíbulo del museo alberga un pantéon dedicado a algunos personajes célebres, conocidos como el Panteón de la Fama.

Museo Nacional de Praga

Edificio principal del Museo Nacional.
Fotografía: Steven Lilley (CC)

Actualmente, el edificio principal del Museo Nacional, el de la Plaza Wenceslao, sigue cerrado por obras hasta octubre de 2018, pero se pueden visitar sus filiales, como el Museo Etnográfico (Kinsky Folly, Kinského zahrada 98), el Museo Náprstek (Betlémské náměstí 1) o el Museo Checo de Música (Karmelitská 2/4).

Si te fijas bien en la fachada del museo principal, apreciarás las marcas de disparos que dejaron los tanques durante la Primavera de Praga, un movimiento a favor del aperturismo político que tuvo lugar en 1968 y que fue aplastado por las tropas de la URSS tras la firma del Pacto de Varsovia.

Una colección completa y muy variada

El Museo Nacional cuenta con una exposición permanente muy amplia y variada, que abarca todas las etapas de la historia checa, así como varias disciplinas de estudio: la palentología, la mineralogía, zoología, antropología, arqueología, numismática… este eclecticismo se debe a que realmente el museo está formado por varias instituciones: el Museo Checo de Música, el Museo de Ciencias Naturales, el Museo de Historia, la Biblioteca del Museo Nacional y el Museo Náprstek.

Hall del Museo Nacional

Hall del Museo Nacional.
Fotografía: Seth Schoen (CC)

Es, por tanto, un museo muy completo. Pero como podrás imaginar, recorrerlo entero puede llevar muchas horas, teniendo en cuenta que la colección está dividida en varios edificios, así que si tienes poco tiempo te aconsejamos ser selectivo e ir directamente a los museos asociados que más te interesen.

¿Merece la pena visitarlo?

Depende de los gustos personales de cada uno. A nosotros nos gustan los museos, sobre todo cuando son tan variados como este, pues siempre constituyen una experiencia de aprendizaje interesante. También nos parece un lugar estupendo para los que van a viajar a Praga con niños, pues seguro que disfrutarán de lo lindo con la exposición zoológica o la de minerales.

Museo Nacional de Praga

Entrada al museo.
Fotografía: Andy Hay (CC)

Sin embargo, si vas a estar pocos días en Praga, te aconsejamos que mejor los dediques a recorrer otros lugares y aproveches para visitar algún museo más pequeño pero igualmente representativo, como el Museo Mucha, que te robará menos tiempo.

No obstante, si tienes tiempo de sobra en tu viaje a Praga, puedes acercarte a visitarlo, pues ya solo el edificio es impresionante.

Horario:
Actualmente el Museo Nacional se encuentra en obras hasta el año 2018. El resto de edificios abren de 10:00-18:00 horas de lunes a domingo (y cierran los martes, excepto el Nuevo Edificio del Museo Nacional de Praga, que abre todos los días).
Precio:
El precio de la entrada varía en función del museo asociado al Museo Nacional que visitemos (oscila entre 50 CZK y 270 CZK).
Prague Card: gratis.